sábado, 28 de febrero de 2009

Artes visuales


La era actual aparece dominada por los medios digitales audiovisuales y de simulación digital, una época que ya no es la de la reproducibilidad técnica sino la de la simulación digital (Manovich; 2001).
Lo que reconocemos como imagen sobre una pantalla consiste tan sólo en una simulación gráfica. El carácter de simulación resulta esencial en la imagen digital. Términos como profundidad, volumen, iluminación o textura, ahora son plenas y simples metáforas. Frente al carácter acabado, cerrado, propio de la producción fotográfica tradicional, las imágenes de síntesis se presentan tanto para el creador como para el consumidor como un tipo de 'wok in progress' infinito.
En los años noventa comienzan a irrumpir con fuerza los medios interactivos. Con ellos aparece por primera vez la posibilidad de restituir a las obras multimedia una de sus características esenciales: la interactividad. En este marco cobra especial importancia la aparición de Internet, hasta tal grado que aparece una nueva clasificación de los medios interactivos: on line y off-line. Desde su aparición, hemos experimentado una transformación vinculada fundamentalmente a la difusión de la imagen creada. Paralelamente hemos superado la contradicción existente entre la producción en digital y la emisión en analógico.
Toda nuestra civilización se apoya fundamentalmente sobre la visión, ya que el 80% de la información la percibimos a través de este canal sensorial. La comunicación comienza con la percepción, un acto no pasivo de búsqueda de significado. Partimos de la base de que no miramos para ver, miramos para entender, y para encontrar lo que queremos. Significado y relevancia, por tanto, son los mayores determinantes de la dirección de nuestra atención.
El ser humano posee una función innata y general de transformación de sensaciones sensoriales en percepciones, que identifica en jerarquías y valores. Representar significa volver a hacer presente a los ojos y a la memoria, cosas ausentes, que existen o han existido, en otro lugar y en otro tiempo. El sonido también tiene su representación, ya que el sonido de una voz a la que identificamos porque es conocida, es la imagen de esa voz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada